Crece la cantidad de denuncias por desmontes ilegales en Baja California Sur




La Paz, Baja California Sur.
Frecuentes son las denuncias que se realizan en las redes sociales de desmontes que se llevan a cabo en diferentes predios de las zonas limítrofes de las ciudades, principalmente de los municipios de La Paz y Los Cabos. Por lo general estos desmontes se realizan en la clandestinidad al carecer de los permisos respectivos de cambio de suso del suelo y los efectos que producen sobre la flora son irreversibles y devastadores.

Las invasiones de terrenos por parte de personas migrantes a nuestra entidad son la principal causa de este tipo de acciones fuera de la ley. Sólo basta con que un grupo de personas seleccionen una zona para asentarse, y para tal fin inician a talar los árboles, matorrales y demás florestas con machetes o hachas. Para cuando las autoridades son alertadas estas personas ya han desmontado un terreno de 100 0 200 metros cuadrados y fincado una pequeña vivienda con materiales provisionales. Lamentablemente poco o nada se puede hacer ya que estas personas de inmediato se afilian a alguna organización de las muchas que existen y que cobijan personas de la política o bien partidos políticos y de inmediato a través de sus influencias frenan cualquier acción legal de reubicación.

Además de lo anteriormente descrito, los desmontes ilegales también se llevan a cabo por inmobiliarias las cuales adquieren terrenos vírgenes con gran potencia para construir unidades habitacionales y, de manera por demás artera contratan a personas o compañías que cuentan con maquinaria pesada para que a cambio de unos cuantos pesos destruyan todo un ecosistema formado por cientos de especies de árboles y animales que en ese sitio tenían asentados miles de años.

Las especies vegetales más afectadas con estas deforestacions son  lomboy blanco (Jatropha cinerea), matacora (Jatropha cuneata), torote rojo (Bursera microphylla), cardón pelón (Pachycereus pringlei), phitaya dulce (Pachycereus thurberi), phitaya agria (Stenocereus gummosus), datilillo (Yucca valida), palo Brasil (Haematoxylon brassiletto), ciruelo (Cyrtocarpa edulis) y palo Adán (Fouquieria diguetii). La PROFEPA señala que el Artículo 117 de la Ley General de Desarrollo Forestal Sustentable, se establece la necesidad de contar con autorización expedida por la SEMARNAT para realizar el cambio de uso de suelo de los terrenos forestales y la carencia de ello es motivo de clausura de los trabajos y levantar una denuncia ante la PGR para las sanciones respectivas.

Es necesario que las autoridades y la sociedad redoblemos nuestros esfuerzos y vigilemos que estas acciones no se realicen y que empleemos la denuncia judicial y en las redes sociales para detenerlas. 

Informó Sealtiel Enciso Pérez

Comentarios